seguros baja laboral autónomos

El panorama para la mayoría de trabajadores por cuenta propia no es muy alentador en España. Las condiciones de cotización y la protección que reciben no parecen ser suficiente para cubrir eventualidades que a cualquiera podrían sucederle, por esa razón, los seguros de baja laboral para autónomos son muy importantes en el sector.

¿Qué son los seguros de baja laboral para autónomos?

El seguro de baja laboral, como su propio nombre lo indica, es un servicio que tiene como objetivo cubrir la baja laboral, en este caso, económicamente. Si bien es cierto que pueden ser contratados por cualquier trabajador, es entre los autónomos donde resulta más demandado.

La base de cotización de los autónomos y los trabajadores por cuenta propia no difiere, pero los primeros suelen tener una serie de gastos profesionales que hacen que una baja pueda suponer el fin de su actividad y de sus negocios. Por esta razón, lo que se cobra, ya sea durante el primer mes o los siguientes, suele resultar una cantidad muy deficiente.

Para un autónomo, una baja de una semana puede suponer un grave trastorno económico, pérdida de clientes e, incluso, el cierre del negocio

Las bajas pueden prolongarse en el tiempo, lo que aumenta el riesgo de pérdida de clientes y de cierre del negocio. Ante este panorama, una herramienta destinada a cubrir económicamente al autónomo, cuando por cuestiones de fuerza mayor relacionadas con la salud no pueda trabajar, es prácticamente imprescindible, especialmente porque las cosas han cambiado mucho.

Antiguamente y en época de bonanza, como se suele decir, para el autónomo era mucho más sencillo acudir a su entidad bancaria y solicitar un préstamo para hacer frente al agravio económico que puede suponer estar varios días sin trabajar. Ahora esto es mucho más difícil por no decir que en algunos casos es imposible y en otros, los tipos de interés hace que no merezca la pena ni intentarlo.

El seguro de baja laboral o seguro de incapacidad laboral transitoria (ILT), como también es conocido, es una herramienta mucho más práctica pues nos permite, en los meses en los que estamos en condiciones de trabajar, abonar una prima mensual o anual para protegernos en los momentos en los que lo necesitamos. Se podría decir que es una herramienta preventiva.

La idea es que con este seguro de baja laboral para autónomos podamos cubrir nuestros gastos personales y profesionales de forma complementaria a lo que percibimos con la Seguridad Social.  En este sentido, hay varias formas de contratar nuestro seguro de Incapacidad Laboral Transitoria y algunos datos que debemos tener en cuenta antes de contratarlo.

Tipos de póliza de subsidio o baja laboral para autónomos

Existen principalmente dos tipos de pólizas en los seguros de baja laboral para autónomos: las pólizas con baremo y sin baremo.

Pólizas sin baremo

El seguro de baja laboral sin baremo paga al asegurado una cantidad de dinero fija durante cada día que el autónomo esté inactivo a causa de un accidente o enfermedad. La cantidad a percibir la fija el propio autónomo y, en base a ella, se calcula la prima que se debe pagar.

En este tipo de seguros, la indemnización se percibe cuando el periodo de baja se termina, aunque en los casos de bajas de larga duración se pueden conceder anticipos periódicos que se van restando de lo que se vaya a cobrar al final del periodo de baja. Aquí puedes ver cómo desgravar el seguro de enfermedad siendo autónomo. Sin embargo, antes de contratar un seguro de este tipo, es mejor confirmar con la compañía la posibilidad de hacer estos anticipos ya que, según el profesional y su actividad, este servicio puede ser de gran relevancia.

Pólizas con baremo

En un seguro de baja laboral para autónomos con baremo, el trabajador también sabe la cantidad que va a percibir por día, pero en este caso, los días que vaya a percibir tal cantidad vienen determinados por un baremo que cada compañía maneja.

Por poner un ejemplo, podemos, según el baremo de una compañía, percibir la indemnización durante 31 días para una baja por apendicitis, aunque el periodo real que estemos de baja sea superior. Esto es algo que el seguro sin baremo sí que ofrece. Con una póliza con baremo no estaremos indemnizados por los días reales que estemos de baja, sino por un fijo que puede coincidir o no con los días.

Otra característica de los seguros de incapacidad laboral transitoria para autónomos con baremo es que no suelen cubrir periodos de baja cortos. Por ejemplo, no estaremos cubiertos en casos de enfermedad leve como gastritis, gastroenteritis, cefalea o contracturas. Según tu actividad, esto puede no suponerte ningún problema o puede que sí.

  • En el caso de que tu actividad sea presencial, una gastroenteritis puede tenerte varios días de baja y todo ese dinero que pierdes no te será reembolsado ni serás indemnizado por las pérdidas. En este sentido, un seguro de baja laboral sin baremo te sería más conveniente.
  • Si, por el contrario, trabajas desde casa, esto no te afectará tanto, lo que puedes tener en cuenta para apostar por un seguro con baremo si éste te resulta más económico.

Una gran ventaja de los seguros con baremo es que la indemnización se cobra cuando entregas el parte de baja a la aseguradora, no tienes que esperar al final.

Coberturas de los seguros de Incapacidad Laboral Transitoria para autónomos

Entre las coberturas de estos seguros encontramos el fallecimiento, la incapacidad temporal, la invalidez permanente absoluta y la indemnización diaria por hospitalización.

Otras coberturas que se pueden encontrar en este tipo de seguros son las de protección de pagos, liquidación de tarjetas de crédito, ayuda en pago de Impuesto de Sucesiones y pago de las pólizas que se tengan con la compañía aseguradora.

El seguro de desempleo excluye generalmente las incapacidades que son derivadas de hechos que son causados de forma voluntaria por el tomador, tampoco por adicciones, imprudencias temerarias, lesiones o enfermedades preexistentes, lesiones derivadas de cirugía estética, ingreso en centros de reposo o desintoxicación y enfermedades derivadas del VIH.

Algunos seguros de baja laboral tienen carencias, otros no. Esto depende totalmente de la aseguradora por lo que hay que informarse. También es importante tener en cuenta que estos seguros pueden contratarse con franquicia o sin ella, lo que influirá en el precio que paguemos por nuestras primas.

En definitiva, estos seguros son muy recomendados para autónomos, aunque, como siempre, te recomendamos comparar y prestar atención detallada a la información que te facilite cada compañía para contratar el producto más ventajoso según tu situación particular. Aquí, nada mejor que una correduría como Seguros Nogal para ayudarte a elegir tu seguro más conveniente y al mejor precio.