Seguro del hogar. Modificar datos

El cómo y cuándo se deben modificar los datos del seguro del hogar es uno de los temas que más conflicto genera entre compañías y asegurados, afectando a ambas partes por igual. Modificar los datos del seguro de hogar es obligatorio.

¿Cuándo debo cambiar los datos del seguro de la casa?

Cuando el continente o el contenido asegurados cambian, hay que avisar a la compañía aseguradora. Es importante que notifiquemos los cambios tan pronto como estos se produzcan, de hecho, es nuestra obligación. Puede ser a través de internet, de tu correduría de seguros, etc. Todo dependerá de cómo acostumbres a gestionar los distintos aspectos de tus seguros.

¿Qué sucede si no modifico los datos de mi seguro de hogar?

  • El sobreseguro es cuando tenemos contratada una póliza que cubre nuestros bienes por un valor superior al real. Es decir, tenemos cubierto un importe mayor al que se corresponde con el valor real de nuestros bienes asegurados.
  • El infraseguro se da cuando tenemos contratada una póliza en la que el valor de los bienes protegidos que se refleja en ella es inferior al real. Es decir, es lo contrario al sobreseguro.

En el primer caso estamos cometiendo un fraude mientras que en el segundo simplemente nos arriesgamos a perder los bienes no declarados por no haber modificado los datos del seguro del hogar.

¿Qué sucede al rectificar los datos del seguro de hogar?

Cuando realizas una modificación en los datos de tu seguro pueden suceder varias cosas: que tu proveedor de seguros realice una propuesta con la modificación oportuna o que rechace hacerse cargo de los cambios y renovar el seguro.

La aseguradora cuenta con un plazo de un mes para rechazar los cambios y el asegurado de un plazo de 15 días para aceptar la nueva propuesta ya que puede darse el caso de que sea el asegurado quien no acepte las condiciones nuevas del contrato para cubrir los cambios.

Hay que tener en cuenta que la modificación es, en cierto aspecto, como realizar un nuevo contrato. La aseguradora debe realizar una nueva propuesta que podrá variar económicamente y el asegurado debe valorar si esta nueva propuesta le conviene.

El plazo del que disponemos de 15 días para aceptar la nueva propuesta nos da un margen interesante para estudiar otras distintas que puedan ser más convenientes para nosotros.

Si cuentas con los servicios de una correduría de seguros, todo este proceso de modificación de los datos se simplifica notablemente ya que es el corredor de seguros quien se encarga de gestionar todo y de estudiar otras ofertas en caso de que así lo deseemos.

En cualquier caso, te recomendamos estar pendiente de cualquier modificación que sea necesaria hacer en tu póliza para atenderla en el menor plazo de tiempo posible y mantener siempre la cobertura óptima.